All posts under Tradiciones

¿Cómo se vivirá el Miércoles de Ceniza en tiempos de Covid-19?

¿Cómo será el Miércoles de Ceniza con COVID-19?

El Miércoles de Ceniza está a la vuelta de la esquina, pero ¿cómo vamos a llevar a cabo una tradición que implica el contacto físico en medio de una pandemia?

A casi un año del comienzo de la emergencia sanitaria causada por el Covid-19, hemos tenido que adaptar nuestra vida a esta nueva normalidad. Lo que nunca imaginamos es que llegaríamos hasta este punto, donde nuestras tradiciones religiosas también tendrán que ser modificadas para evitar la propagación del virus.

Así es, este Miércoles de Ceniza será diferente, pero eso no significa que será menos importante o significativo. Este año el calendario litúrgico establece que el Miércoles de Ceniza será el próximo 17 de febrero. Recordemos que con la imposición de la cruz se da inició a una época muy importante para la religión católica, la Cuaresma. Según el diario Desde la fe, la Cuaresma es un periodo de preparación espiritual para la Semana Santa; en la cual se conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesús. Su duración es de 40 días, pues se trata de imitar los 40 días que Jesús pasó en el desierto en ayuno.

Este año, con el fin de evitar contagios de Covid-19, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos de la Curia Romana anunció cómo será modificado el rito de la imposición de la ceniza. De acuerdo con información de la institución religiosa, el sacerdote comenzará la ceremonia bendiciendo las cenizas. Después dirá en voz alta la fórmula del Misal Romano: “Conviértanse y crean en el Evangelio” o “Polvo eres y en polvo te convertirás”. La cual regularmente se dice uno a uno al pasar a recibir la ceniza.

Ahora, no sé colocará una cruz de ceniza en la frente, esta vez el sacerdote dejará caer la ceniza sobre la cabeza de los fieles que se acerquen a recibirla. La congregación aseguró que serán celebraciones cortas y que se respetará la sana distancia en todo momento.

Además, el uso adecuado de cubrebocas será obligatorio en todo momento.

¿QUE SIGNIFICA EL MIÉRCOLES DE CENIZA?

A pesar de que cambiará la práctica, el significado no se modificará en lo absoluto, pues la tradición dicta que la ceniza debe recibirse en la cabeza como señal de arrepentimiento y compromiso de reconciliación. Esta tradición religiosa se originó en los primeros siglos del cristianismo. En estos tiempos cuando alguien pecaba gravemente era expuesto ante la asamblea penitencial. En este lugar debía colocarse un traje hecho de sayal áspero por toda la Cuaresma y se derramaba ceniza sobre su cabeza. Este acto simbolizaba la tristeza por los pecados cometidos, la pequeñez del ser humano ante Dios y el dolor de haberlo ofendido. Al final de la Cuaresma el pecador era absuelto y reintegrado a la sociedad.

Según Desde la fe, recibir la ceniza el miércoles que lo indica la liturgia tiene seis significados:

1. Reconocer que somos pecadores y que ofendimos a Dios.
2. Manifestar nuestro arrepentimiento.
3. Pedirle a la Iglesia que ore por nuestra conversión.
4. Expresar nuestro compromiso de cambio.
5. Comprometernos a hacer penitencia por nuestros pecados
6. Estar dispuesto a recibir el sacramento de la reconciliación.

¿TE HAS PREGUNTADO DE DÓNDE SE SACAN LAS CENIZAS? 

Las cenizas que se reciben el primer día de la Cuaresma se obtienen de las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior. Las palmas son bendecidas con agua y aromatizadas con incienso. Aunque también es común que se quemen estampas religiosas desgastadas. Esto con el objetivo de no desecharlas, si no darles un mayor valor, pues en otro momento sirvieron para adorar a Dios o a algún santo. 

Para los mexicanos, el Miércoles de Ceniza es una tradición muy arraigada a la cual acuden millones de personas. Por esta razón es muy importante seguir todas las medidas sanitarias. También se recomienda que las personas mayores de 60 años y la población más vulnerable se una en oración desde su casa para que no pongan en riesgo su salud.

Leer más »

Conoce a San Roque, el santo protector contra las epidemias

San Roque, el santo protector de las pandemias

El nombre Roque significa «fuerte como roca» y su vida es ejemplo de fortaleza ante la adversidad. Esta es la historia del santo protector de las epidemias.

¿Cuántos imaginamos que la pandemia iba a llegar hasta estas fechas? Muchos asegurábamos que llevaría tan solo unas semanas controlar al virus. Sin embargo, han pasado los meses y seguimos en casa, alejados de nuestros amigos y familiares. A pesar de que a un ser humano le toma en promedio 66 días acostumbrarse a una nueva situación, somos seres sociales y necesitamos convivir con las personas que nos hacen sentir bien.

La pandemia causada por el Covid-19, sin duda, es un hecho histórico, mas no es la única epidemia que ha azotado a la población mundial. Recordemos la epidemia de la peste negra, la cual es considerada como la pandemia más devastadora de la humanidad.

Se cree que la peste negra acabó con la vida de entre 50 y 200 millones de personas. Al igual que el Covid-19, también se originó en el continente asiático y se expandió rápidamente hacia Europa. Durante esta pandemia tuvo un papel importante San Roque y desde que fue canonizado se le conoce como el protector contra epidemias. Aquí te contamos por qué y cómo encomendarte a él en estos tiempos de coronavirus.

San Roque es un santo poco conocido, pero los feligreses aseguran que es muy milagroso. Nació en Montpellier, Francia, en donde adquirió sus conocimientos médicos. Al quedar huérfano, San Roque emprendió su peregrinación a Roma. Durante su trayecto detuvo su camino en varias ciudades para atender a víctimas de la peste.

También se dice que de regreso a su ciudad natal, curó a un cardenal afectado por la peste en Caesena. En agradecimiento por su ayuda, este lo presentó ante el papa. Además de dedicarse a curar a los enfermos, San Roque también iba predicando el evangelio.

Antes de llegar a Montpellier, su lugar de origen, contrajo la enfermedad que estaba afectando al mundo en esos tiempos. Aunque no quiso atenderse en ningún hospital para no quitarle el lugar a alguien más. Esto, a pesar de que su cuerpo se llenó de bubones y manchas negras, características de la peste. Por el contrario, decidió refugiarse a la afueras de la ciudad.

En este lugar, Roque no tenía comida solo agua que conseguía de un aljibe. La historia cuenta, que un día apreció un perro con un pedazo de pan y se lo dio para que comiera algo. El perro comenzó a ir todos los días a llevarle pan, hasta que el dueño del animal se dio cuenta de lo que sucedía y encontró a Roque enfermo en medio del bosque. Este hombre se apiadó de él y lo llevó a su casa para cuidarlo.

Después de algunos días, Roque se curó y volvió a la ciudad, en donde se dedicó a sanar a muchas personas contagiadas de la peste negra. Durante esta temporada, también se curó a muchos animales enfermos. Por esta razón, también se le conoce como el protector de los perros.  A pesar de su gran labor, Roque fue acusado de ser un espía y llevado a la cárcel en donde permaneció cinco años antes de fallecer.

De esta manera, San Roque de Montpellier se convirtió en el protector contra las epidemias. Fue canonizado en el siglo XVI y desde entonces los feligreses se encomiendan a él en tiempos de enfermedad, pandemias o epidemias. La iglesia católica acostumbra conmemorarlo cada 16 de agosto.

La devoción a este santo comenzó en su natal Francia, luego se extendió a Venecia, Alemania, Países Bajos y así hasta llegar a México; en donde capillas, templos, plazas públicas, hospitales, hoteles e instituciones de asistencia social llevan su nombre.

UNA ORACIÓN PARA SAN ROQUE

Aquí te dejamos una oración para pedirle su ayuda durante la pandemia que estamos viviendo.

Bienaventurado San Roque,
a ti, cuyas entrañas de misericordia
te llevaron al encuentro con
los enfermos de peste para cuidar
de ellos, te rogamos que intercedas
por todos aquellos que hoy sufren
la enfermedad de esta pandemia.

Te pedimos que les muestres el camino de la
confianza y el abandono en las manos
amorosas de Jesús y que les cuides
con solicitud fraterna, haciéndoles
sentir tu presencia intercesora.

Amén.

Imagen: Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=608936
Leer más »

La joven, el Sol y la flor de cempasúchil

La flor de cempasuchil

Una antigua leyenda cuenta la historia de cómo se creó la flor de cempasúchil, uno de los elementos fundamentales del Día de Muertos. Aquí te la contamos de nuevo.

Acércate.

Dime Tonatihu, señor Sol, que no es verdad. Que los susurros que el viento arrastra desde el campo de batalla no son ciertos. Que él no se ha marchado, que sigue aquí, que no es un muerto.

Mírame, ser de luz, recuérdame. Recuérdanos a ambos, tomados de la mano, subiendo la montaña cada amanecer, para mirarte, para adorarte, para estar cerca de ti. Dime que recuerdas las palabras. Los juramentos. Las caricias. Los besos.

Por favor acércate y susúrrame que comprendes el dolor que el rumor provoca. Porque hoy dicen, señor Sol, que Huitzilin ha muerto. Que su cuerpo cayó herido, que yace sin vida, que la noche lo devora, con su olvido, con su manto de silencio, con sus sonidos de nada que lo cubren todo.

Dime señor Sol que los pasos que dimos para llegar a ti no fueron desapercibidos. Que nos miraste andar juntos por ese sendero retorcido, cargando flores para ti.

Dime señor Sol que los pasos que dimos para llegar a ti no fueron desapercibidos. Que nos miraste andar juntos por ese sendero retorcido, cargando flores para ti. Que nos iluminaste para que llenos de vida volviéramos siempre a ti, Huitzilin el guerrero y Xóchitl, su amada.

Con ese juramento de amor eterno que nos hicimos cuando éramos pequeños, cuando jugábamos, cuando corríamos, cuando aprendimos como era decir te amo para siempre, y hasta el final de los tiempos. Te amo más allá de la muerte.

Dime Tonatihu que eso no dicen no sucedió. Cuéntame que él no murió en la batalla, júrame que, en algún lado, él sigue vivo. Te lo pido mi dios Sol, hoy que vuelvo a ti. Mira estas flores que te traigo. Son tuyas y de nadie más. Vengo sola porque mi amado no está. No vuelve. No regresa. Se me pierde. Se me pierden sus recuerdos, su voz, su aliento.

Dime, señor Sol, que no ha muerto y si es cierto, si eso en verdad sucedió, si el murió en el campo de batalla, entonces te ruego que me transformes en flor para adornar el lugar en donde yace su cuerpo.

Si él no está no quiero ser nada más que la flor de su recuerdo. Llena mis pétalos de tu luz para que quien me mire sepa que si no estamos aquí es porque ya nos volvimos eternos.

Y si es posible, mi señor Sol, mi Dios, transforma a Huitzilin en un colibrí para que cada de vez en cuando vuelva a mí. Para que tú ser eterno de luz recuerdes los días perdidos, ésos cuando dos jóvenes enamorados y llenos de flores venían a ti.

FOTO: JCPCM para Jaridnes del Recuerdo.
Leer más »

Guía de santos: ¿sabes por qué le rezamos a cada uno de ellos?

Santitos: ¿por qué les rezamos?

En muchos países, incluyendo a México, nos encomendamos a los santos. ¿Conoces la historia detrás de cada uno de ellos? ¿Sabes por qué les rezamos?

México es uno de los países más creyentes de América, en este lugar se hace de todo para asegurar la prosperidad, la salud, el amor y, por supuesto, el descanso eterno de nuestro seres queridos; desde utilizar amuletos, hacer rituales, hasta encomendar causas a los santos para que todo suceda favorablemente.

Uno de los lugares donde es más común encontrar imágenes de santos es en los panteones, pues las familias mexicanas suelen encomendar a sus difuntos al santo al que son devotos. Las peticiones más comunes son: por el descanso de su alma, porque libren el purgatorio o por el perdón de sus pecados.

Las familias mexicanas suelen encomendar a sus difuntos al santo al que son devotos. Las peticiones más comunes son: por el descanso de su alma, porque libren el purgatorio o por el perdón de sus pecados.

Pedirle ayuda directamente a Dios es una forma de hacerlo, pero ese es un camino muy solicitado. Sin embargo, los santos son seres espirituales que los creyentes sienten más cercanos y accesibles, además cada santo tiene su área de especialidad, por así decirlo.

Si necesitas encontrar trabajo debes encomendarte a San Martín Caballero, pero si de amor estamos hablando entonces debes recurrir a San Antonio Padua. Si aún no sabes a quién te tienes que encomendar, aquí te dejamos una guía de los más socorridos y por qué son tan solicitados.

SAN JUDAS TADEO

San Judas Tadeo es considerado el patrón de las causas perdidas. Las personas acuden a él cuando tienen que resolver problemas difíciles o casi imposibles. Sus fieles acostumbran pedirle favores como: conseguir empleo, ayuda en crisis económicas o para salir de la cárcel.

Los seguidores de este santo aseguran que es muy milagroso, pues intercede ante Dios para que las peticiones de los feligreses sean escuchadas, sin importar cuales sean. También es conocido como el santo que protege a los policías y a los ladrones.

Actualmente es el santo más venerado en México después de la Virgen de Guadalupe, pues la gente suele identificarse con él sin importar la edad, sexo o situación económica.

SAN ANTONIO DE PADUA 

Este santo es principalmente conocido por ayudar a los devotos a conseguir pareja si ponen su imagen de cabeza y le rezan con fe. Aunque la iglesia asegura que esta práctica raya en la superstición y no es cristiana.

También se le conoce como el “santo de todo el mundo”, pues se puede encontrar su imagen por todo lados. Es considerado por la iglesia como el patrono de las mujeres estériles, los albañiles, los pobres, viajeros, panaderos y papeleros.

SAN CHARBEL

San Charbel es un santo libanés que se ha vuelto muy popular en México, pues las personas devotas a él aseguran que ha intercedido por ellos para que sus peticiones sean cumplidas. Las personas acuden a él para pedir por los enfermos, los desaparecidos y también para encontrar trabajo. Se le conoce como el patrón de los que “sufren en cuerpo y alma”.

En México se acostumbra colgar un listón de algún color con la petición escrita en su altar. Cada color tiene un significado diferente. Te dejamos el significado de cada color según el diario Desde la fe.

Azul: para la fuerza, protección y voluntad divina.
Dorado: iluminación, amor por los seres queridos y la paz mundial.
Rosa: para el amor divino de la adoración y reconciliaciones.
Verde: esperanza, fe y salud física o espiritual.
Rojo: para situaciones difíciles y pedir provisiones.
Violeta: para la misericordia, perdón y meditación.
Amarillo: para la paz, el equilibrio, sabiduría e intuición.
Morado: para la purificación, la conversión de lo malo en bueno.
Blanco: para agradecer los favores concedidos.

SANTO NIÑO DE ATOCHA

Mejor conocido como el santo patrono de los presos, de los mineros y de los casos urgentes. En las imágenes de este santo se le puede observar vestido como peregrino y la gente cree que utiliza esa ropa porque siempre está de viaje ayudando a sus devotos. También lleva un recipiente para el agua y una canasta para el pan, esto para alimentar a los presos que carecen de lo más esencial.

La devoción al Santo Niño comenzó en la época en la que los moros invadieron Europa y encarcelaron a muchos cristianos. La historia cuenta que un niño les llevaba comida y agua cada noche. Se cree que era el Santo Niño de Atocha, pues la encargada de cuidar la imagen de este santo siempre encontraba sus zapatos sucios y desgastados.

SAN MARTÍN CABALLERO

Uno de los más solicitados últimamente, pues es el patrón del trabajo y de las oportunidades. Es por esto que los comerciantes suelen poner su imagen en sus establecimientos con el propósito de venerarlo y pedirle que su negocio sea próspero.

Las personas acostumbran rezarle para tener abundancia en el trabajo, por un ascenso y para conseguir o conservar un empleo, pero también para tener un corazón generoso.

SAN BENITO

San Benito fue un reconocido exorcista durante su vida en Italia, por esta razón los creyentes lo consideran un santo protector contra la brujería, los malos espíritus y las energías oscuras. En México, mucha gente utiliza una medalla con su imagen y los devotos afirman que sirve de protección contra todo mal.

SAN MARTÍN DE PORRES

También conocido como el santo de la escoba, pues en sus imágenes aparece sosteniendo una escoba como símbolo de humildad. Es el protector de los enfermos, intercesor de los animales y patrono de la paz mundial. También se le considera patrono de los barberos, ya que ese fue su primer oficio.

SAN TORIBIO

Es considerado el patrono de los migrantes indocumentados. Por esta razón es más venerado en el interior de la República, en donde se registran un número más elevado de migrantes.

La leyenda cuenta que un migrante que tenía varios días perdidos en el desierto entre México y Estados Unidos se encontró con un joven que lo ayudó a encontrar el camino. Cuando el migrante preguntó cómo podía pagarle por su ayuda, el joven le dijo que lo buscara en Santa Ana de Guadalupe, Jalisco.

Años después, el migrante volvió a México decidido a saldar su deuda y fue a buscar al joven a Jalisco. Cuando llegó al pueblo descubrió que la persona que lo salvó había sido un sacerdote y que había muerto hace muchos años.

Nadie puede asegurar el nombre de aquel migrante, pero se conocen más testimonios de personas que aseguran haber sido auxiliadas por el sacerdote durante su travesía.

SAN VALENTÍN

Es mundialmente conocido como el santo del amor, su santoral se celebra el 14 de febrero. En su honor se festeja el Día del Amor y la Amistad en esta fecha. En vida, San Valentín arriesgaba su vida para casar por la iglesia a las parejas durante la persecución cristiana.

SAN FRANCISCO DE ASÍS

Se le reconoce también como el patrono de los animales, pues los veía como criaturas de Dios. Además, San Francisco es visto por los devotos como un ejemplo de vida, ya que renunció a todas sus riquezas materiales para ayudar y guiar a todos los seres vivos, sobre todo a los animales, a quienes consideraba como sus hermanos menores.

Incluso existe una oración a este santo dedicada a los animales, la cual se puede rezar para recuperar o para pedir por la vida de esa mascota que es parte de la familia. Aquí te la compartimos, ya que es poco conocida.

¡Tú que eres bendito, San Francisco de Asís!Patrono de todos los animales que hay en el mundo.

Te damos las gracias por todo el amor que nos das.

Tú que cuidas de nuestra naturaleza,

Bendito seas, Santo querido, tú que consideras que los animales son tus hermanos.

Vengo a pedirte, de forma humilde a ponerme frente a ti para solicitar un favor.

Porque he perdido a mi mascota.

El pequeño corazón de mi niño no encuentra consuelo.

Es por eso que he recurrido a ti, bendito San Francisco de Asís.

Para que tú con tu gran amor lo protejas sin importar en dónde esté.

Para que hagas que encuentre el camino de regreso a casa.

Bendito seas San Francisco de Asís querido.

 

Gran patrono de la naturaleza

Te pido que guardes a todos los animales que no tienen familia

Para que puedan conseguir un lugar en el que puedan dormir

Y para que un corazón muy amable como el que tú tienes les de protección y abrigo

Ayúdanos  gran Santo

A que seamos más como tú eres

Para que podamos demostrar y sentir un gran amor por todos los animales

Así como lo mostramos a nuestros semejantes

Estoy agradecido contigo San Francisco de Asís

Porque sé muy bien que tú escucharás mis plegarias

Y porque nunca has dejado a alguien sin respuesta

Sobre todo a un devoto y fiel que te haya pedido ayuda

Me comprometo a cuidar de la naturaleza

Al igual que de todos los animales que lleguen a mi

Transmitiré mi amor a todos los míos

Para que juntos todos podamos preservar

A la naturaleza que tanto amas

Gracias San Francisco de Asís

Por todo tu cariño y nobleza.

Foto de San Judas Tadeo: Creative Commons/Wilfredo R. Rodriguez H.

Leer más »

¿De dónde viene la tradición de vestir de negro en un funeral?

¿Por qué usamos ropa negra en los velorios?

Cuando asistimos a un funeral acostumbramos vestir de negro. ¿Sabes por qué lo hacemos y de dónde viene esta antigua tradición? Te sorprenderás…

Este mundo está lleno de tradiciones que adoptamos sin cuestionarnos su origen, simplemente las seguimos porque así lo hacen nuestros padres y antes de ellos nuestros abuelos: llevar flores a los muertos, enterrar el cuerpo de una persona al morir o vestir de negro para despedirnos de un ser querido. Todo tiene una razón de ser y aquí te explicamos la relación del color negro con la muerte.

Sabemos que para asistir a un funeral debemos utilizar ropa negra o prendas oscuras. Incluso es extraño ver a alguien en un velorio vestido con colores llamativos, pero pocos somos lo que sabemos de dónde viene esta antigua costumbre.

El negro es la ausencia de luz, pero su relación con el luto poco tiene que ver con la interpretación sentimental que la lógica supondría. Si bien, la pérdida de un ser querido es un proceso oscuro y doloroso que el color negro representa mejor que ningún otro. Sin embargo, su presencia en los actos relacionados con la muerte se debe a una superstición.

El negro es la ausencia de luz, pero su relación con el luto poco tiene que ver con la interpretación sentimental que la lógica supondría

Así es, en la antigüedad se creía que cuando una persona fallecía su alma salía de su cuerpo para introducirse en el de otra persona con vida. Por esta razón la gente que asistía a la ceremonia se pintaba el cuerpo de negro para camuflarse y esconder su luz, de esta manera el alma del difunto no los podría ver.

Por otro lado, en 1497 los Reyes Católicos convirtieron al negro en el color oficial del luto en occidente al promulgar la “Pragmática de luto y cera”. Este conjunto de leyes establecía normas muy estrictas como: la vestimenta en color negro y el encierro de las viudas por 12 meses para guardar el luto, entre muchas otras.

Con el paso del tiempo esta costumbre se ha relajado y ha ido evolucionando, de la pintura hemos pasado a utilizar ropa negra u oscura, y ahora los motivos para hacerlo no son los mismos.

Actualmente solemos vestir de negro en los servicios funerarios como un símbolo de solidaridad y respeto hacia la familia del difunto. Es una manera de decirle a las personas afectadas: “Estoy contigo y siento tu dolor”.

Aunque, el negro como color de luto no se utiliza en todos los países. El color que representa al luto varía dependiendo de la cultura y las creencias del lugar. En la India y en algunos países de África utilizan blanco, basándose en la misma superstición, para ocultarse de los espíritus de los difuntos, no obstante, hoy en día el color blanco también representa la pureza del alma.

En Sudáfrica, por ejemplo, visten de rojo durante las ceremonias luctuosas, pues este color representa la sangre de la persona fallecida. El azul cielo ha sido adoptado en Siria, ya que esta tonalidad simboliza armonía y la fidelidad al recuerdo del difunto. En Tailandia se usa un color más llamativo, el violeta. Este tono representa la modestia y la penitencia, según la liturgia, además de simbolizar la transmigración del alma y la espiritualidad.

En la actualidad los protocolos para acudir a un funeral se han relajado bastante y no sucederá nada si por alguna razón acudimos a un velorio vestidos de algún otro color. Estamos conscientes de que en algunas ocasiones las malas noticias nos toman por sorpresa y en ese momento lo único que de verdad importa es la intención, estar ahí para la persona que necesita de nuestro apoyo.

Leer más »