¿Cómo pedirle perdón a alguien que ya murió?

Cuando alguien muere puede abordarnos un sentimiento de culpa por no haberle dicho en vida lo que sentíamos o por no haber aclarado alguna diferencia con una disculpa. Estos consejos te a dejar el remordimiento atrás.

¿Qué es lo que más miedo te da al pensar en la muerte de alguien que amas? ¿No volver a verlo jamás, no poder escuchar su voz de nuevo, no volver abrazarlo o no haberle dicho todo lo que debías cuando tuviste la oportunidad?

Uno de los sentimientos más comunes al perder a una persona importante es el sentimiento de culpa, ya sea por no haber aprovechado el tiempo, por no haber estado cuando te necesitaba o por no haber pedido perdón antes de su partida.

Si algo duele de verdad son todas esas palabras que se quedan guardadas por orgullo o por miedo. Sin duda, este sentimiento puede ser un gran obstáculo para superar la pérdida de ese ser querido.

Durante ese momento tan oscuro se puede pensar que es algo con lo que tendrás que aprender a vivir, pero existen algunas formas de cerrar ese ciclo para que tu mente y tu corazón puedan estar en paz.

EXPRÉSALO EN UNA CARTA

Si eres una persona a la que le cuesta expresarse de manera verbal, escribir tus pensamientos y sentimientos te será mucho más sencillo. Deja que fluyan las letras, las lágrimas y la culpa que no te deja dormir.

Dile en esa carta todo lo que te has guardado por años, dile lo valioso que fue para ti y la falta que te hará, dile lo mucho que sientes no haberle pedido perdón en vida.

Dile en esa carta todo lo que te has guardado por años, dile lo valioso que fue para ti y la falta que te hará, dile lo mucho que sientes no haberle pedido perdón en vida.

Este es el momento de sincerarte, nadie va a juzgarte simplemente desahogarás todo lo que has acumulado por un largo tiempo. Lee la carta en voz alta como si esa persona estuviera presente, para terminar puedes quemarla y con ella el sentimiento de culpa que te atormenta.

HAZ LO CORRECTO

La mejor manera de pedirle perdón a alguien es reparando el daño. Si la razón del distanciamiento entre tú y el difunto aún se puede resarcir, hazlo. De esta manera tu arrepentimiento no se quedará en el aire, además te ayudará a sanar.

DISCÚLPATE CON LA PERSONA MÁS CERCANA A ÉL 

Pídele una sincera disculpa a la persona más cercana al difunto, ya sea su esposo, su esposa, sus hijos o aquellos que lo vieron pasar malos momentos por los conflictos que tuvieron. Ellos entenderán mejor que nadie la situación y podrán brindarte palabras muy reconfortantes.

APRENDE DE LO SUCEDIDO

Que esta experiencia te sirva para no volver a cometer los mismos errores del pasado, tanto los que causaron conflictos entre la persona fallecida y tú, como el hecho de no pedir perdón a tiempo.

Esta es la oportunidad para mejorar como ser humano y para aprender que la vida es muy corta para estar peleado con una persona a la que amas.

TEN PRESENTES LOS BUENOS MOMENTOS

Deja de atormentarte con todo lo que no hiciste, mejor haz un recuento de todos los buenos momentos que pasaste al lado de esta persona que acaba de partir. Comparte con la persona que te esté apoyando en este duelo las mejores anécdotas que tengas del difunto. También te hará sentir mejor desahogarte con esa persona y decirle cómo te sientes por no haber pedido perdón a tiempo.

PERDÓNATE PRIMERO A TI 

Antes que nada debes perdonarte por todo lo que no hiciste y por todo eso que te está haciendo sentir culpable en estos momentos. Recuerda que no eres perfecto, que está bien cometer errores y también reconocerlos.

Acepta que no puedes cambiar el presente ni regresar el tiempo. Toma lo que tienes y transfórmalo en algo mejor. Haz que el dolor que sientes ahora te ayude a convertirte en una nueva versión de ti mismo, una que valore más los momentos y sepa reconocer a tiempo sus errores, una que no permita que el orgullo le gane al amor.

No te conformes con superarlo y dejar de llorar por las noches. Utilízalo a tu favor, para sanar relaciones dañadas y reconstruir las demás.

La clave para sanar es hacer todo lo posible para que no vuelvas a pasar por una situación similar. Aprovecha a las personas que te importan, diles cuánto las amas, no te canses de abrazarlas, porque un día ya no estarán y solo te quedarán los recuerdos que creaste a su lado.