Las redes sociales después de la muerte

¿Te has preguntado qué pasará con tus cuentas de Instagram, Facebook, Twitter o mail una vez que mueras? Aquí te lo aclaramos.

Hoy en día tener una identidad digital es una necesidad para socializar, para mantenerte informado o para temas laborales. Nuestros perfiles en cada una de las redes sociales almacenan una gran cantidad de información personal, fotos y contactos que se han convertido en parte de nuestro legado.
 
Precisamente por esta razón guardamos nuestras claves de acceso como si de oro se tratara. Pero, ¿te has preguntado qué pasará con tus cuentas de Instagram, Facebook, Twitter o mail una vez que mueras? La idea de que nuestros más grandes secretos sean descubiertos o de que nuestra información se use de manera incorrecta es aterradora. Pero, tranquilos, hemos avanzado tanto en temas de redes sociales que ahora es posible asegurar tus deseos digitales póstumos.
 
Así es, hoy en día cada red social cuenta con distintas opciones de configuración en caso de fallecer, las cuales puedes dejar programadas en vida. 
 
Las redes sociales y la muerte se pueden pensar como dos temas completamente aislados, pero la verdad es que la era digital los ha unido, pues trajo consigo nuevas formas de comunicar la muerte y socializar en torno a ella. O, ¿acaso no es por las redes sociales que nos enteramos de la muerte de muchas personas hoy en día?
 
Estas plataformas digitales en verdad han cambiado la vida después de la muerte. Antes, al morir tu esencia quedaba guardada para siempre en la memoria de las personas que te conocieron. Sin embargo, ahora al tener un perfil en una red social, este se convertirá en un lugar en donde tus amigos y familiares podrán entrar cada que te extrañen o quieran sentirte cerca. No dejan de ser solo recuerdos, pero se vuelven mucho más tangibles que tenerlos solo en la mente.
 
Aquí te contamos qué puedes hacer con tus cuentas para que al morir se cumpla tu voluntad y no queden en el limbo digital para siempre.

 

Facebook

Si eres usuario de Facebook puedes decidir en vida si quieres que al morir tu cuenta se elimine permanentemente o permanezca activa como cuenta conmemorativa. Si quieres que tu cuenta se elimine, Facebook lo hará automáticamente al enterarse por un tercero de tu muerte. Al escoger la segunda opción deberás elegir a un contacto de legado para que se encargue de tu cuenta conmemorativa.
 
Las cuentas conmemorativas se crearon para que el perfil de una persona fallecida se convierta en un espacio donde amigos y familiares se reúnan y compartan recuerdos de ese ser querido, según Facebook. Si una cuenta pasa a ser conmemorativa aparecerán las palabras “en memoria de” junto al nombre de la persona en su perfil. El contenido que la persona haya compartido permanecerá en Facebook visible para el público con el que se compartió. 
 
El contacto de legado que hayas elegido podrá administrar tu cuenta cuando se convierta en conmemorativa. Esta persona designada podrá aceptar solicitudes de amistad, fijar una publicación a modo de homenaje, cambiar la foto del perfil, la foto de portada, solicitar la eliminación de la cuenta y decidir quién puede ver o publicar homenajes si la cuenta tiene sección para eso.
 
Si bien, un contacto de legado será el administrador de tu cuenta, pero no podrá iniciar sesión, leer tus mensajes, eliminar personas de tu lista de amigos o enviar nuevas solicitudes de amistad. El único requisito que Facebook pone para seleccionar un contacto de legado es que el titular de la cuenta tenga 18 años o más.
 
Por otro lado, si no configuras ninguna opción, cuando Facebook se entere de tu muerte la convertirá en una cuenta conmemorativa. Aquí más información sobre cómo proceder.

 

Instagram

Para empezar, recordemos que Instagram forma parte de Facebook. Por lo tanto, también ofrece la opción de convertir tu cuenta en conmemorativa. Para hacerlo un usuario deberá informar a la plataforma de tu fallecimiento y demostrarlo con un certificado, una nota necrológica o un artículo de periódico. Aunque si esta no es una buena opción para tus familiares podrán solicitar que se cierre la cuenta presentando las pruebas de defunción. Si quieres saber más, da clic aquí.

 

Twitter

En esta plataforma social solo hay una opción. Twitter desactivará la cuenta de una persona fallecida si algún familiar o representante legal lo solicita. El solicitante tendrá que presentar una identificación oficial e información que compruebe el fallecimiento como el certificado de defunción. Nadie podrá acceder a tu cuenta de Twitter una vez que hayas muerto, claro si tu no le diste a alguien tu contraseña en vida.

 

Google

Google cuenta con una herramienta de inactividad que puedes configurar mientras estás vivo, con la cual podrás decidir qué pasará con tu cuenta si permanece inactiva por un periodo determinado. Con esta opción puedes elegir entre enviar información a algún contacto predeterminado o cerrar tu cuenta. Aunque si no elegiste ninguna opción antes de morir algún familiar podrá pedir que se desactive la cuenta u obtener información guardada en ella. Pero debes saber que para que Google le dé información a alguien que no sea el titular de una cuenta le pedirá documentos de identificación y el comprobante de defunción del usuario principal. Al cerrar tu cuenta de Google también se cerrará tu cuenta de Gmail, YouTube, Drive y todo lo que esté ligado a esta compañía.

 

Nuestra recomendación

La recomendación es dejar configuradas las cuentas de las plataformas que te lo permitan y hacerles saber a tus familiares o personas cercanas que quieres que suceda con tu legado digital una vez que ya no estés. Tú decides si quieres desaparecer de las redes o permanecer en ellas. 
 
La realidad es que aunque se elimine tu cuenta tu legado digital puede seguir vivo a través de las interacciones que tuviste con otros usuarios, como las fotos o videos en donde apareces. 
 
Desaparecer por completo de la red requiere un largo tiempo…
 
Foto: Pexels.